│   ENGLISH   │   ESPAÑOL   

     follow us   facebook twitter

 

BANNER6

separador

Artículos

Taller sobre g

 

Cada día millones de centroamericanos, en su mayoría mujeres, pasan su día recogiendo leña para calentarse y cocinar, esto reduce ostensiblemente su posibilidad de emplear  tiempo para educarse, recrearse y generar alternativas para procurar ingresos para sus hogares y reducir las brechas de pobreza. Este es solo un ejemplo de las múltiples dificultades asociadas al acceso a la energía y la inequidad de género.

Bajo este contexto, la importancia de generar políticas energéticas que tomen en cuenta las necesidades de hombres y mujeres en igualdad de condiciones es esencial para lograr un avance hacia la equidad, el desarrollo sostenible e incluso la reducción de pobreza. Por esta razón, entre el 4 y el 7 de marzo, la Oficina Global de Género de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) impulsó el desarrolló del Taller Regional sobre Género y Energía en Centroamérica. En este encuentro tomaron parte tanto organizaciones de la sociedad civil centroamericana, así como representantes de agencias gubernamentales responsables de incorporar el género a políticas energéticas en sus respectivos países.

El taller se llevó a cabo de manera conjunta con el apoyo de la Red Internacional  de Género y Energía (ENERGIA) y la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), al tiempo que fue financiado por la organización de cooperación holandesa Hivos.

 

Para Sissy Larrea, Asesora de Equidad de Género de OLADE, el principal objetivo de su organización para apoyar este esfuerzo fue impulsar la elaboración y aplicación de estrategias de género en el sector energético centroamericano. Para Larrea, el taller fue esencial para establecer un diálogo entre sectores gubernamentales y la sociedad civil, como resultado se lograron concretar planes de trabajo a cinco años con acciones específicas para introducir el tema de género en el sector energético, o bien, mejorar el trabajo que de por sí se venía realizando en los distintos países centroamericanos.

El objetivo de impulsar el desarrollo e implementación de estrategias  de energía con enfoque  de género en los países centroamericanos y en la región es compartido por la UICN, para quien este paso ha sido muy valioso para crear la base de una red que pueda servir como plataforma de trabajo a futuro. En este sentido, de acuerdo con Lorena Aguilar, Consejera Mundial de Género de UICN, esta red es importante porque va a ser un espacio de diálogo entre el sector privado, ONG y gobiernos para proponer acciones concretas e incorporar adecuadamente el enfoque de género en el sector energético.

Como metodología, durante el taller se abrió un espacio para el análisis sobre las relaciones entre género y energía. Posteriormente se trabajó en crear capacidades entre las organizaciones a fin de promover la inclusión de variables de género en la toma de decisión sobre políticas energéticas y su implementación a nivel local y regional. Finalmente, las diferentes delegaciones de los países centroamericanos generaron sus planes de trabajo y una serie de matrices que guíen el trabajo a desarrollar en cada uno de sus países.

Energía con equidad de género: Una decisión pensada

La decisión sobre qué tecnología sea la apropiada para cada situación en particular, la identificación de las necesidades de producción, de consumo y de formación de las personas usuarias, el análisis de acceso a las tecnologías disponibles y los mecanismos de financiamiento para las políticas energéticas es un reto para los planificadores, especialmente si existe un interés genuino en satisfacer las necesidades de hombres y mujeres por igual.

Para entender las implicaciones de género de las cuestiones energéticas, es importante plantear preguntas acerca de los roles: ¿quién hace qué, quién es dueño de qué, quién toma las decisiones acerca de qué y quién gana y pierde en una intervención energética planificada. Esto permite a los responsables políticos a evaluar el impacto potencial que una política energética o proyecto tengan sobre las mujeres y los hombres.

De acuerdo con Ana Rojas, de ENERGIA, este taller ha servido para sentar las bases para tener un mejor entendimiento sobre los vínculos entre género y energía. De igual forma, los participantes han tenido acceso a una serie de herramientas de análisis de género de políticas, instituciones y proyectos que pueden ser aprovechadas de forma inmediata.

Como organización financiadora de la actividad, el Director Interino de la Oficina Regional de HIVOS Centroamérica y el Caribe, Erick Nijland señaló que el interés en apoyar el taller radica en  el interés en fortalecer iniciativas centroamericanas relaciondas a la energía renovable y el género, que como bien se señaló en el taller es un tema que tiene que ver con muchos temas. “Estamos muy contentos con la participación y el nivel de discusión alcanzado, esperamos que esta semilla que se ha sembrado lleve a iniciativas duraderas en beneficio de Centroamérica”, señaló Nijland.

Voces del taller de género y energía

Representante ONG:

Vivian Lanuza Monge, de Fundación Solar, Guatemala: Me pareció valiosa la convergencia de iniciativas organizaciones y personas de la región con las instancias de cooperación relacionadas con el tema de género y energía. Tenemos retos muy grandes pero el trabajo compartido hace posible superarlos y Centroamérica necesita de esas sinergias para enfrentar los efectos adversos del Cambio Climático.

Indiana León Medrano, Directora General de Políticas y Planificación Energética y Minera del Ministerio de Energía y Minas (Nicaragua): Ha sido muy importante la capacitación en género alrededor de los proyectos energéticos. Estos talleres se deben continuar haciendo para sensibilizar sobre este tema, de manera que pueda ser incorporado dentros de las políticas energéticas de los países.

 

Representante Sector Privado:

 

Razones para incluir el género en las estrategias políticas de energía

·        La ausencia de fuentes de energía renovables y tecnologías modernas de energía en el mundo rural en desarrollo afecta a las mujeres y hombres de manera diferenciada. La mayoría de las mujeres en las comunidades rurales dedican casi todo su tiempo a la realización de tareas básicas sin recibir los beneficios que ofrecen las tecnologías de energía renovable.

·        Existe evidencia de que concentrar esfuerzos en los servicios de energía asociados con la actividad productiva (generalmente considerado un tema masculino) descuidan las necesidades de los hogares rurales. Esto ha dado lugar a políticas que no sólo tienen sesgo de género, sino que también son menos eficaces en la reducción de la pobreza.

·        Los intereses energéticos de las mujeres son a menudo ignorados. Proyectos bien intencionados de energía suelen dejar de lado las necesidades puntuales de las mujeres.

·        Las mujeres llevan la peor parte de la carencia de fuentes de energía pues incide directamente sobre el tiempo y esfuerzo que dedican al bombeo de agua, a labores de labranza y cultivo, al acarreo de leña y al transporte.

·        Las mujeres tienen menos acceso que los hombres a la tierra y al crédito, así como la información necesaria para aprovechar las oportunidades para mejorar su acceso a la energía y generar ingresos a partir de micro-empresas.

Datos sobre las mujeres y la energía *

·        El 71% de las personas que viven en zonas rurales utilizan la biomasa tradicional, principalmente leña para cocinar, mientras que el 70% de los que viven en las zonas urbanas dependen de combustibles modernos, especialmente de gas.

·        En todo el mundo, casi dos millones de muertes al año por neumonía, enfermedades pulmonares crónicas y cáncer de pulmón están asociados con la exposición a la contaminación del aire interior de las casas que resultan de la cocción con combustibles sólidos. El 99% de ellos ocurren en países en desarrollo.

·        De los 2 millones de personas que mueren cada año por el humo de las cocinas ineficientes, más del 85% son mujeres y niños.

* Fuente: UNWomen