ENGLISH   │   ESPAÑOL   │

     follow us   facebook twitter

 

http://www.generoyambiente.org/generoyambiente.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/lorenabloggk-is-136.jpglink
http://www.generoyambiente.org/generoyambiente.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/logoegibuenogk-is-136.jpglink
«
»
Loading…

separador

Office of the Global Senior Gender Adviser

Since 1984 throughout various decision-making bodies (Members Assemblies and World Conservation Congresses) the incorporation of women and gender considerations have been given high priority. 

In 1998 IUCN approved a Gender Policy in which one of the elements was the creation of a Global Senior Gender Adviser Office.

IUCN also defined that gender considerations should be an integral part of IUCN programme of work. 

READ MORE

                                                        

Search Knowledge Center

Newsletter

:
Document Type:
:
:
Where
Languaje
 

 

separador

Hacia una agenda energética después del 2015

Encuentro de organizaciones y sectores en México propició discusión de políticas energéticas futuras para Latinoamérica y el Caribe.

A finales de marzo, representantes de múltiples organizaciones sociales, el sector privado y el académico de América Latina y el Caribe se reunieron en Mérida, Yucatán para discutir y proponer ideas acerca de cuál debería ser el camino de las políticas energéticas de cara a la construcción de la Agenda de Desarrollo Post-2015 que lleva a cabo el Sistema de las Naciones Unidas bajo el lema “The World We Want”.

Fundación Solar, organización guatemalteca integrante de la Plataforma Latinoamericana de Energía Sostenible y Equidad ´PLESE´ fue delegada en esta consulta temática en la que participó casi un centenar de representantes de la región. Aunque los resultados de estas discusiones serán presentados posteriormente en un informe que tomará en cuenta tanto los resultados de este encuentro como otras consultas presenciales y on-line, la participación de la Fundación Solar nos ha permitido conocer algunos de los principales temas abordados durante los dos días de trabajo que conllevó este taller internacional.

Durante el encuentro, fue claro que la energía es el eje dinamizador del crecimiento económico, pero solo mediante la incorporación de políticas que tomen en cuenta la evolución hacia la eficiencia, las soluciones energéticas limpias y el análisis de externalidades positivas y negativas sobre el ambiente y las personas, este crecimiento podrá tornarse en verdadero desarrollo en condiciones de equidad y ser uncatalizador de la sostenibilidad, social y económica.

En los dos días de encuentro, se estableció el foco de la discusión alrededor de: el acceso a la energía, las energías renovables, la eficiencia energética y los vínculos entre energía y desarrollo. Para motivar la discusión y el intercambio de ideas se plantearon una serie de preguntas generadoras en el orden de identificar las prioridades o necesidades primordiales de América Latina y el Caribe posteriores al 2015.

También se plantearon consultas acerca de cuál es la vinculación que tiene la energía con la reducción de la pobreza, la seguridad alimentaria, la igualdad de género y la mitigación y adaptación al cambio climático. De la misma manera se analizaron las necesidades o requerimientos financieros de la región para poder impulsar una agenda de trabajo y se analizó qué avances en investigación y desarrollo deberían de producirse de cara a superar los retos energéticos y de desarrollo sostenible de la región. Una idea compartida por todas las partes fue que el impulso de una agenda energética no puede componerse de esfuerzos disgregados, sino que se necesita efectuar acciones intersectoriales.

Desde el sector privado, entre otros temas, se señaló la necesidad de corregir informalidades en la oferta y demanda de los mercados energéticos al tiempo que se indicó la importancia de mejorar el acceso y la eficiencia en la provisión de energía. Adicionalmente se señaló que es necesario que exista información más fidedigna para la toma de decisión informada.

El sector académico, señaló que el tema de la energía trasciende a campos como el ambiente, la educación y el desarrollo en general. También destacó las disparidades existentes en cuanto a acceso no solo de país a país sino también a lo interno de cada nación, en este sentido las políticas energéticas deberían pasar a ser un elemento de integración desde la gestión del recurso hasta las aplicaciones de la energía, de esta forma, la reducción de la pobreza y el combate al cambio climático a partir de la provisión de energías renovables y la innovación local resultan en dos ejes de gran importancia para conducir acciones a futuro.

Desde la sociedad civil se propuso la homologación de una agenda de trabajo para el tema energético.  Adicionalmente se propuso la necesidad de generar una mayor cultura y educación en temas de sustentabilidad y energía, lo cual implica también la identificación de impactos sociales, ambientales y políticos en las evaluaciones de proyectos de generación de energía. En este sentido se mencionó también las oportunidades que ofrecen las tecnologías de generación de energía a pequeña escala para comunidades aisladas, así como pequeños proyectos de autogeneración eléctrica que tomen en cuenta cuenca enfoques territoriales o de cuenca para su desarrollo.

Por otra parte, el tema de consolidar fondos para la educación y para el desarrollo de proyectos de energías alternativas a través de las organizaciones de la sociedad civil, tuvo también relevancia en las discusiones de este grupo. Estos fondos, a su vez, no solo permitirían el desarrollo tecnológico sino que abrirían opciones de inversión en proyectos de energías alternativas. Dos posibles caminos para la inyección de recursos en este tipo de iniciativas podrían estar en las alianzas público-privadas de generación de energía y en el empleo de fuentes de ingresos petroleros hacia el desarrollo de tecnologías limpias para la generación de energía.

Recomendaciones de los grupos de trabajo señalaron varios puntos de interés, entre ellos:

  • Pensar el desarrollo comunitario, desde la visión de la energía renovable.
  • Tomar en cuenta indicadores sociales, políticos, ambientales y económicos en el impulso de proyectos energéticos.
  • Considerar la participación de pueblos indígenas y comunidades locales en proyectos de energía renovable.
  • Incentivar políticas públicas para la energía que contemplen variables como la equidad e igualdad de género, la seguridad alimentaria y la mitigación y adaptación al cambio climático.
  • Promover la cooperación sur-sur y el apoyo a redes de trabajo.
  • Reducir la dependencia de combustibles fósiles.
  • Propiciar mecanismos de consulta a la sociedad civil, para tomar decisiones acerca de iniciativas de generación de energía.
  • El financiamiento bancario debe incorporar externalidades ambientales y sociales para estimar la viabilidad de proyectos energéticos.
  • Propiciar la investigación aplicada para la generación de energías alternativas.
  • Impulsar la formación de capital humano para generar proyectos de energías alternativas en las regiones.
  • Incentivar la realización de estudios regionales sobre disponibilidad de energías renovables.
  • Determinar los puntos o procesos para mejorar la cadena de eficiencia energética.